Consejos de Sanicat sobre la arena

Alergias a la arena: cómo detectarlas y eliminarlas

16 mayo 2021

Al igual que nosotros, nuestros amigos los gatos también pueden padecer alergias. Si el tuyo muestra picor en los ojos, moqueo, estornudos o tiene la cara inflamada, es probable que esté sufriendo una reacción alérgica que puede estar causada por un alimento o una sustancia que esté presente en su entorno más cercano, en los tejidos o los productos de limpieza, por ejemplo. 

Lo que pasa es que los animales sensibles a los alérgenos suelen mostrar reacción a más de uno, por lo que puede ser difícil encontrar la causa exacta. Pero si tu gato no parece encontrarse cómodo en el entorno de su bandeja, puede que ese sea el problema. Sus patas son muy sensibles, y una reacción alérgica puede hacerles rechazar el arenero.

Su instinto hará que eviten la bandeja si notan síntomas cuando la usan. A nadie le gusta sufrir estas molestias, así que aquí tienes unos cuantos consejos si crees que tu gato puede ser alérgico a la arena. 

  • Limpia la bandeja todos los días: la piel y las patas de los gatos más sensibles pueden desarrollar alergias si la bandeja no se limpia con regularidad. Nuestras arenas aglomerantes se limpian muy fácilmente, y las arenas de la gama Classic absorben la humedad y mantienen la bandeja seca y limpia. Los gatos son animales limpios por instinto: una buena higiene puede suponer una diferencia importante.
  • Sigue con los productos a los que está acostumbrado: si encuentras una arena que a tu gato le gusta, no la cambies. Pero si crees que puede haber una alergia y quieres probar algo nuevo, prueba una de nuestras arenas de origen vegetal, ya que son muy absorbentes y suaves con las patitas más sensibles.
  • Utiliza una bandeja de cerámica o de metal: si pruebas con una arena nueva, prueba también a cambiar la bandeja. Los areneros de estos materiales reducen el exceso de polvo y los alérgenos. 
  • Lávalo con delicadeza: todo el mundo sabe que a los gatos no les gusta que los bañen, pero puedes pasarle suavemente un paño húmedo por el pelo para eliminar los alérgenos que se le hayan quedado pegados al usar el arenero. Si a tu gato le pican los ojos o las orejas, puedes usar las toallitas biodegradables de sanilove para ojos y orejas para limpiar con delicadeza estas zonas tan sensibles. 

En Sanicat nos encantan los gatos y queremos proteger su salud y su bienestar, que son tan importantes como los tuyos. Si después de seguir estos consejos tu gato sigue mostrando síntomas de alergia, llévalo al veterinario.