Conoce y ama a tu gato

Mantén a tu gato calentito durante el invierno

3 marzo 2024

A nadie le gustan estas temperaturas invernales, y menos aún a los gatos. Siempre buscan los rincones en los que da sol para echarse una buena siesta. Y, aunque disfrutan de un gran abrigo con su pelaje, también sienten el frío, así que es importante cuidar de ellos durante el invierno.

El invierno puede ser una estación maravillosa pero, ¿sabes cuándo hace demasiado frío para que tu gato esté en el exterior? ¿Sabías que cualquier temperatura por debajo de los 7 ºC supone muchísimo frío para tu compañero peludo? Hemos resumido algunas de las señales que debes tener en cuenta si quieres que tu minino se sienta seguro y a gusto durante todo el año. 

  • Pupilas dilatadas
  • Dificultad para respirar 
  • Rigidez muscular
  • Tensión baja 
  • Pulso lento 
  • Temblores 
  • Extremidades frías 
  • Enroscamiento 

¿Qué puedes hacer para evitar estas situaciones? 

Si te preocupa, lleva a tu gato a tu veterinario de confianza para que le eche un vistazo. Pero hay cosas que puedes hacer para mejorar el confort de tu gato sin salir de casa. 

Crea un lugar cómodo. Si tu amigo peludo tiene demasiado frío, asegúrate de que dispone de un lugar cómodo con una manta en el que acurrucarse. Las camas aislantes o incluso las hamacas colgadas en el radiador pueden mantenerlos calentitos, ¡y puede que hasta se conviertan en su lugar favorito!

Distanciar la cama de tu gato del suelo lo mantiene alejado de las corrientes de aire y más cerca del aire caliente. 

Es hora de jugar. Jugar le ayudará a elevar su temperatura corporal y lo mantendrá entretenido mientras no pueda salir al exterior. 

¡Es tiempo de mimos! Comparte tu calor corporal y manteneos calentitos el uno al otro. Recuerda que algunos gatos pueden no ser tan cariñosos como otros y que es posible que prefieran tener su propio espacio personal. 

Asegúrate de que mantienes a tu gato alejado de cualquier líquido anticongelante o suciedad durante el invierno. Límpiale las almohadillas de cualquier impureza para que no ingiera nada mientras se asea. 

Dale una oportunidad al arenero. Es posible que tu gato prefiera estar dentro para hacer sus necesidades si hace mucho frío fuera. Prueba nuestra gama de arena para gatos para mantener a tu minino caliente, sano y limpio y evitar los malos olores.