Conoce y ama a tu gato

La hidratación en los gatos: cómo conseguir que tu gato beba más agua.

20 octubre 2021

Es importantísimo saber si nuestro gato se está manteniendo adecuadamente hidratado, porque la deshidratación es un estado que puede producir secuelas muy graves en nuestras mascotas. 

Por lo general, casi nadie es capaz de saber si su gato está ingiriendo suficiente cantidad de líquido a lo largo del día, ya que como estos animales son descendientes de depredadores del desierto, están predispuestos a obtener el agua de las pequeñas presas que cazan, como roedores o pájaros. Por eso suele ser raro ver a los gatos beber agua en casa, y es muy difícil medir la cantidad que consumen. 

 

Algunas observaciones importantes sobre la hidratación en los gatos son.

 

  • Los gatos que se alimentan con pienso seco necesitarán beber agua más a menudo y en mayor cantidad, pero al ser animales de gustos y hábitos exigentes, no siempre ingieren la suficiente. 
  • Los gatos prefieren el agua fresca, limpia, recién puesta y a ser posible corriente, o será probable que tiendan a rechazarla y solo beban cuando su sed ya es casi extrema, por lo que suelen pasar demasiado tiempo en un estado de deshidratación leve que a la larga termina provocando problemas, como estreñimiento, megacolon, golpes de calor, insuficiencia renal, y empeora los estados de diabetes o hipertiroidismo. Además, cuando un gato está enfermo es muy hábil para esconder sus síntomas y tiende a comer y a beber menos todavía, por lo que se deshidratará con mayor velocidad.
  • Un aspecto fundamental es controlar la producción de orina, que tiene que ser abundante y frecuente, lo que es indicativo de que los riñones están funcionando bien. La arenas aglomerantes Sanicat son muy útiles para este propósito, ya que al limpiar la bandeja al menos dos veces al día, podemos ver y pesar “a ojo” la producción de orina. Te recomendamos, por ejemplo, Sanicat Clumping White.
  • Los gatos necesitan ingerir entre 50 y 60 ml de agua por cada kilogramo de peso y día. Si dejamos un bebedero con agua y no sabemos qué cantidad tiene ni medimos cuánta cantidad ha bebido el gato (o cuánta ha podido derramarse o evaporarse), no podemos estar seguros de que estamos aportando suficiente cantidad de agua a nuestro gato. Una manera de asegurarse de que su estado de hidratación es correcto es añadir alimento húmedo a su dieta en forma de latas: cada lata contiene aproximadamente un 70-80% de humedad, por lo que podemos saber que le estamos dando aproximadamente la mitad del agua diaria que necesita. 
  • Para saber si está bebiendo lo suficiente, es muy fácil medirlo: si cogemos su bebedero y calculamos su volumen, podemos poner una marca en la parte externa y cuando vayamos a rellenarlo, mediremos cuánta cantidad queda: la diferencia es lo que habrá bebido en los momentos en los que no le hemos visto hacerlo. 
  • Para fomentar el consumo de agua, hay trucos como añadir al agua caldo de pollo o caldo de pescado (sin sal), mantenerla siempre limpia y fresca, cambiándola muy a menudo, usar una fuente de agua corriente para gatos, o filtrar el agua si estamos en una zona donde esta puede tener olores demasiado fuertes.

¿Beben suficiente agua vuestros gatos? ¡Contadnos vuestras experiencias!