Compartiendo el espacio

Decoración a prueba de gatos: cómo proteger tu árbol de Navidad para que resista al final de las fiestas

30 enero 2023

Poner nuestro árbol en un espacio abierto, colocar papel de aluminio en la base o rociarlo con remedios caseros hechos a base de cítricos son algunos de los consejos que mantendrán alejados hasta a los gatos más curiosos

La llegada de la Navidad es sinónimo de decorar nuestro hogar: árboles de Navidad con bolas de madera o cristal, luces de colores, guirnaldas y mesas con centros espectaculares para dar la bienvenida a la época más mágica del año. Pero, para aquellos que tienen un gato en casa, ya sea un recién llegado o un veterano, esta época del año puede estar plagada de momentos que pongan a prueba tu paciencia. Y es que cómo va a resistirse un gato a la tentación de jugar con el ‘mare magnum’ de cables esparcidos por todas partes o de subirse al árbol tan elaboradamente decorado. En este sentido, Sanicat, marca experta en arena para gatos, ofrece algunos consejos para lograr que tu árbol y adornos de Navidad lleguen en perfecto estado al final de las festividades.

Cómo alejar al gato del árbol 

Las agujas del abeto o pino pueden ser tóxicas, además de punzantes, por lo que es mejor optar por un árbol falso. En cualquier caso, tanto si eliges una planta real como una falsa, es mejor que optes por un tamaño no excesivo para que también puedas limitar los daños en caso de que se caiga sobre tu gatito si decide jugar con él. Asimismo, la ubicación del árbol es clave para mantenerlo a salvo de tu mascota. Es mejor colocarlo en un espacio abierto y alejado de las llamadas zonas de lanzamiento, es decir, lejos de ventanas, muebles altos y cualquier otra superficie que tu felino pueda usar para saltar sobre él.  Y no usar bolas de cristal para que no las tire y se rompan, y que se puedan hacer daño.

También es recomendable atar la punta al techo, para evitar caídas bruscas, y fijar los cables de las luces con cinta adhesiva directamente en el suelo para que no se conviertan en un estímulo atractivo para divertirse con ellos. Además, a muchos gatos les da grima el papel de aluminio y prefieren no pisarlo, así que poner unas láminas de papel de aluminio alrededor del árbol o envolver el tronco de tu árbol en papel de aluminio casi siempre hará a los gatitos mantener la distancia.

Pero el verdadero avance, y lo que poca gente sabe, es que a los gatos no les gustan los olores cítricos en general. Colocar unas cáscaras de limón o naranja alrededor de la base del árbol puede ser más eficiente de lo que te imaginas. Otra opción es preparar un repelente de gatos casero. Basta con rociar el árbol con una mezcla de agua y unas gotas de aceites esenciales de citronela, naranja o limoncillo para mantener alejados a los felinos más atrevidos.

Por último, una idea útil para evitar que el gato se abalance sobre el árbol es crear una distracción, un nuevo objeto de interés más atractivo que el propio árbol de Navidad. Podrías probar con una caja de cartón a la que poner muchos hilos de colores.

Pero si finalmente no conseguimos salvar al gato del árbol y al árbol del gato, al menos intentemos inmortalizar los mejores momentos con muchas fotos... ¡Al fin y al cabo, también es Navidad para él!