Conoce y ama a tu gato

A la caza: descubre qué comportamientos expresan el instinto cazador de tu gato

28 septiembre 2022

Seguro que esta escena te resulta familiar: tu gato se agazapa, mueve las posaderas para comprobar su equilibrio, se queda quieto y se prepara para saltar. Puede que ahora todo este ritual te parezca divertido, pero antes de ser adorables compañeros de piso, los gatos eran cazadores solitarios, y su supervivencia dependía de su habilidad para conseguir presas con las que alimentarse.

¡Esta es mi casa! Los gatos utilizan diferentes técnicas para marcar su territorio, y esos gestos tienen un papel importante en su estructura social. Pueden hacerlo con orina, dejando sus heces al descubierto, frotándose contra los muebles, las puertas o tus piernas, o arañando las superficies. Cada una de estas acciones tiene como objetivo impregnar de su olor una zona u objeto para que otros gatos lo detecten. Algunas veces, estos comportamientos sirven para expresar dominancia, pero también pueden ser simplemente una forma de avisar a otros felinos de su presencia.

Animales territoriales. Algunos gatos llevan bien eso de compartir su territorio con otros compañeros, especialmente si no están en un entorno en el que haya de cazar para sobrevivir ni tienen acceso limitado a la comida. En cambio, otros pueden defender su territorio con garras y colmillos si alguien osa acercarse. Piensa en cómo puede reaccionar tu gato si otros animales o personas entran en su entorno, especialmente si estás pensando en ampliar tu familia gatuna. 

La comida es lo primero. Aunque a tu gato nunca le haya faltado alimento, siempre tendrá ese instinto de cazar y marcar su territorio para asegurarse el alimento. Pequeños roedores, aves o insectos, cualquier cosa es buena para atraer su interés y despertar el instinto cazador que lleva dentro. Además de ser una actividad importante para sobrevivir en la naturaleza, cazar también es una forma de descargar energía: los gatos pueden pasarse horas buscando y acechando a sus presas. 

Una muestra de amor. Seguro que alguna vez has recibido un regalito inesperado por parte de tu amigo peludo. No es nada raro que decida ofrecerte su presa en lugar de comérsela. Aunque a ti no te parezca algo apetecible, debes entenderlo como una señal del amor que tu gato siente por ti. No todo el mundo compartiría algo que le ha costado tanto conseguir.

Puedes agradecerle este detalle con juguetes o golosinas para demostrarle que respetas sus instintos felinos naturales. Pero presta atención a sus necesidades y no le interrumpas si está cazando tranquilamente por el jardín, siempre que esté todo bajo control, claro.