Consejos de Sanicat sobre la arena

4 trucos para que tu gato use tranquilamente el arenero en casa

16 mayo 2021

“Ir al arenero” es una de las necesidades diarias de tu gato. Sin embargo, muchos felinos encuentran especialmente difícil hacer buen uso de este sistema de evacuación. Cuando esto pasa, tu gato te está diciendo que no se siente a gusto con los medios que le has proporcionado para tal fin. Por ello, te traemos unos simples trucos que pueden facilitar esta labor a tu gato, haciendo que se sienta más cómodo a la hora de utilizar el arenero en casa.

Escoge un arenero para gatos en función de las preferencias de tu mascota

El arenero siempre se debe adaptar a las preferencias de tu gato. Hay gatos, y dueños, que prefieren un arenero cerrado, mientras que otros que se sienten más cómodos si hacen sus necesidades libres de cuatro paredes. Prueba a comprar un arenero para gatos que se pueda tapar y destapar y observa qué modalidad prefiere. Pero, ante todo, lo importante es que el arenero sea lo suficientemente amplio para que tu gato pueda maniobrar con tranquilidad y tenga el espacio que necesita para sentirse a gusto.

Da a tu gato privacidad a la hora de hacer sus necesidades

Los gatos necesitan privacidad a la hora de ir al baño, como todos. Por eso, es importante que pongas el arenero en un rincón de la casa donde tu gato no se sienta expuesto. Además, el sitio que elijas debe ser tranquilo y silencioso. Si tu gato no disfruta de serenidad a la hora de usar el arenero, optará por no hacerlo. 

Ten más de un arenero para tus gatos

Ten en cuenta que, si tienes varios gatos en casa, deberás tener un arenero por cabeza, además de uno de repuesto para cuando necesites limpiar a fondo el que ya tienes. Compartir es algo que no se les da especialmente bien a los felinos. 

Mantén limpio el arenero

Los gatos son animales muy pulcros, por lo que es importante que su arenero esté limpio y huela bien si quieres que acudan allí para hacer sus necesidades. En función del tiempo del que dispongas para limpiarlo, deberás elegir un tipo u otro de arena. Lo ideal es eliminar los restos a diario y cambiar toda la arena semanal o mensualmente, según lo especificado por el fabricante. Existen arenas especialmente diseñadas para neutralizar los malos olores: las arenas de perlas de gel de sílice o una arena absorbente te ayudarán a que el arenero y tu casa siempre huelan bien y que tu gato se sienta cómodo.

En definitiva, tranquilidad, limpieza y buenos olores es todo lo que tu gato necesita para empezar a utilizar su arenero cómodamente. Siguiendo estos sencillos trucos, tanto tu gato como tú disfrutaréis de unos mejores hábitos de higiene y de menores niveles de estrés. Dale a tu gato lo que necesita y recibirás a cambio una mejor convivencia con tu mascota.