Conoce y ama a tu gato

¡Llega la primavera! 8 claves para que tu gato pueda disfrutarla.

4 agosto 2021

La llegada de la primavera supone un alargamiento de las horas de luz, un cambio en los ciclos de vida de la naturaleza, y nos afecta a todos los seres vivos; en realidad es como un renacer global y un cambio notable en el ambiente por lo que, por supuesto, también afecta a los gatos domésticos. Lo que tenemos que tener en cuenta es que no afecta de la misma forma a los gatos que viven dentro de casa que a los gatos que salen al exterior, ni a los gatos de diferentes edades o de distintos sexos ni estados hormonales. 

La llegada de la primavera trae consigo una serie de riesgos que debemos tener en cuenta para evitar algunos accidentes, o para mejorar la calidad de vida de algunos gatos que podrían tener problemas de salud:

  • Alergias: al igual que nosotros, los gatos pueden padecer alergias y algunas de ellas empeoran en primavera. Para prevenir que nuestros animales puedan tener brotes alérgicos o de asma, lo ideal es que si ya sabemos que los padecen, acudamos al veterinario para que le realice una exploración completa y nos dé unas pautas de manejo de sus problemas de salud y medicación preventiva o de control de los síntomas.
  • Cambios en el fotoperiodo: al alargarse los días, las gatas, que son poliéstricas estacionales, empiezan a entrar en celo cuando no están esterilizadas, y  atraen a los machos que tampoco lo están, lo que termina provocando escapadas, riesgo de atropellos, peleas, y multitud de gestaciones no deseadas y no controladas con grandes cantidades de camadas de gatitos que difícilmente encontrarán un hogar, por lo que especialmente en esta época debemos ser responsables y esterilizar a nuestros gatos domésticos para evitar todos estos efectos.
  • En esta época los parásitos internos y externos aumentan su actividad y su peligrosidad, por lo que es necesario acudir al veterinario para completar el protocolo antiparasitario para que los gatos estén correctamente protegidos frente a ellos.
  • La temperatura ambiental aumenta, así que si tenemos gatos que sean ya mayores o tengan enfermedades crónicas pueden acusar sus efectos y desestabilizarse, por lo que hay que estar atentos, proporcionarles lugares frescos, agua abundante, y ante cualquier duda o síntoma acudir al veterinario.
  • Para los gatos que vivan dentro de pisos, hay que tener especial cuidado al abrir las ventanas: en esta época hay más aves volando en el exterior y se pueden producir muchas caídas desde grandes alturas que pueden ser muy graves. Si queremos abrir las ventanas de casa, lo mejor es protegerlas con mallas especiales para evitar que los gatos se precipiten y tengan accidentes.
  • Plantas y flores: si nuestro gato tiene acceso al jardín, hay que tener especial cuidado y estar atentos a qué plantas tenemos plantadas y crecen en él, ya que algunas pueden ser tóxicas. 
  • Si los gatos tienen acceso al exterior, hay que recordar que en los jardines y parques se aplican tratamientos herbicidas e insecticidas, y también que esta es la época en la que la oruga procesionaria se encuentra presente en las zonas de pinos, por lo que si el gato presenta cualquier tipo de síntoma  alarmante hay que acudir de urgencia al veterinario. Lo mismo puede suceder si estos gatos cazan pequeños roedores que han sido previamente tratados con raticidas, ya que al ingerirlos también se pueden intoxicar.
  • En esta época abundan los insectos como las avispas, abejas, e incluso dependiendo de las zonas pueden encontrarse algunos reptiles cuya mordedura es venenosa, así que hay que estar igualmente alerta por si nuestro gato sufre alguna picadura y tenemos que acudir de urgencia al veterinario para que la traten.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Añadirías alguno?