Header Academy

Déjate Adoptar en 2019

Adoptar un gato de un refugio municipal o de una sociedad protectora puede parecer un acto de altruismo, y sin duda lo es, pero más allá de eso es una acción que viene acompañada de extraordinarias recompensas afectivas. Sigue leyendo para saber un poco más sobre las responsabilidades y recompensas que conlleva la adopción un gatito.

Antes de iniciar el proceso de adopción, es necesario que valores todas las responsabilidades que conlleva acoger un gato en casa. Asegúrate de que dispones de recursos y tiempo para cubrir las necesidades del animal y para darle el cariño y las atenciones que necesita. Ten en cuenta que tendrás que dedicar un tiempo a educarlo y a familiarizarte con sus rutinas de alimentación, descanso o higiene, aunque eso suponga realizar algunos cambios en tu estilo de vida. Si nunca has tenido una mascota y no conoces a ciencia cierta las responsabilidades que implica su cuidado, una buena solución es convertirte en hogar de acogida y adoptar un gatito temporalmente. De esta forma, podrás hacerte una idea más exacta de lo que supone convivir con un compañero felino antes de tomar una decisión definitiva.

Lo más difícil del proceso de adopción es tomar la decisión. Una vez que decidas compartir tu hogar con un gatito adoptado, el único obstáculo que debes superar es elegir el animal que va a ser tu compañero. Las protectoras buscan siempre que las necesidades de la mascota se correspondan con el estilo de vida de su futuro dueño. También hay personas que estudian con detenimiento las fichas de los animales antes de acudir al refugio con una decisión firme. Pero la verdad es que, muchas veces, toda esta planificación tan detallada no sirve de mucho: son los gatitos, con sus expresiones encantadoras y sus grandes ojos tiernos los que se acercan a su futuro dueño y conquistan su corazón. Una vez en su nuevo hogar, son ellos los que se hacen responsables de su nueva familia, “cuidando” de sus nuevos dueños y proporcionándoles todo el cariño y el afecto que solo estos animales mimosos saben ofrecer a sus “mascotas humanas”.

Si hace tiempo que estás pensando en acoger un gatito en tu casa, te animamos a acercarte a la protectora o el refugio más cercanos y descubrir lo que puedes hacer por estos animales sin dueño. Una vez que uno de ellos te “adopte” y llegue a tu hogar, te sorprenderás de lo mucho que mejora tu calidad de vida y te resultará difícil entender por qué no habías tomado antes esa decisión. #DéjateAdoptar en 2019.